Archivo General Región de Murcia

Detalle de descriptor (Onomástico / Entidad / Materia)

Nombre de Entidad Autorizado:
Casa Provincial de Misericordia, Manicomio y Maternidad (1912-1924)
Otras formas del nombre:
- Casa de Misericordia de Murcia (1752-1845) - Casa Provincial de Misericordia y Huérfanos de Murcia (1845-1900) - Casa de Misericordia y Manicomio Provincial (1900-1909) - Casa Provincial de Misericordia y Huérfanos y Manicomio (1909-1912) - Casa Provincial de Misericordia, Manicomio y Maternidad (1912-1924) - Casa Provincial de Misericordia y Maternidad (1924-1931) - Casa Provincial del Niño (1931-1940) - Casa José Antonio. Hogar Provincial del Niño (1940-1969).
Historia:
La primera fundación de la Casa de Misericordia en Murcia, con el objeto de recoger y recluir a pobres, mendigos y vagabundos forasteros, se debió al Ayuntamiento de la ciudad, discurriendo sus actividades entre diciembre de 1739 y 1745. De esta primera etapa no se conserva documentación en el Archivo. A partir de marzo de 1752 se establece definitivamente la Casa de Misericordia, tras un acuerdo entre el Ayuntamiento y el Cabildo eclesiástico, y gracias a la aportación del legado del canónigo Felipe Matías Munibe y de 1¿5 partes de las Pías Memorias del Cardenal Belluga. Fue ubicada en unas dependencias situadas a espaldas de la Iglesia de Santa Eulalia. En 1768 se remitieron por el Consejo de Castilla unas primeras constituciones de gobierno y dos años más tarde el obispo Rubín de Celis decidió su traslado al antiguo Colegio de los Jesuitas (San Esteban). Por Real Provisión de 20 de febrero de 1781 el Consejo de Castilla aprobó los Estatutos para el régimen y gobierno de la Real Casa de Misericordia de Murcia. La Junta de gobierno estaba formada por el corregidor, un delegado del obispo, dos prebendados de la catedral, dos regidores, dos curas (uno de la catedral y otro de San Miguel) y cuatro caballeros particulares, que se reunían semanalmente. Otros cargos eran el de secretario (el escribano del ayuntamiento), un contador y un tesorero (ambos miembros de la Junta). La gestión interna de la Casa recaía en un administrador nombrado por la Junta, responsable del personal: celadores del cuartel de hombres, rectora del cuartel de mujeres, maestro de catecismo y primeras letras, maestra de los cuarteles de niños y niñas; dependientes y subalternos, despensero, capellán, portero. La Constitución de 1812, en su artículo 321, determinaba que las casas de misericordia pasarían a depender de los respectivos ayuntamientos y del Jefe Político provincial. En 1845 la Junta Municipal de Beneficencia de Murcia estableció un contrato con las Hijas de la Caridad por el que una superiora y siete hermanas pasaban a servir a dicho establecimiento. En 1852, en cumplimiento de la Ley de Beneficencia de 1849 y de su reglamento de ejecución, se consideró a la Casa como establecimiento provincial, incluyéndose en su denominación esta circunstancia, desvinculándose de la Junta Municipal para pasar a depender de la Provincial. En 1868, en ejecución del Decreto-Ley de 17 de diciembre, se suprimían las Juntas Provinciales de Beneficencia pasando sus competencias y establecimientos a depender de las Diputaciones Provinciales. El nuevo "Reglamento para el régimen y gobierno interior de la Casa Provincial de Misericordia y Huérfanos de Murcia, se aprobó en 1886 estando aún vigente hacia 1925. El personal de la Casa estaba compuesto por director, secretario-contador, administrador-depositario, capellán, dos médicos de la Beneficencia Provincial, un maestro y un auxiliar de instrucción primaria, maestros de música, sastrería, zapatería y alpargatería, celadores, barbero sangrador y portero. Los acogidos eran niños procedentes de la Casa de Expósitos y sus Hijuelas, una vez cumplido siete años; niños pobres huérfanos de ambos padres, entre siete y catorce años; hijos de padre difunto o desconocido, impedido, demente o preso; ancianos sexagenarios, pobres y sin familia y retrasados mentales de cualquiera edad. Contaba con escuelas (elemental de niños, de adultos y de niñas) y diversos talleres: sastrería, zapatería y alpargatería (hombres) y costura (mujeres). También de una academia, banda y orquesta de música. En 1909 la Diputación creó distintas Juntas Auxiliares para cada uno de los centros benéficos, incluida la Misericordia. El Manicomio, creado en 1847, se trasladó a un edificio contiguo al de la Misericordia en 1892, siendo compartida su gestión por el mismo director hasta al menos 1921. El 31 de diciembre de 1911 mediante documento privado, recogido en la escritura otorgada ante Isidoro de la Cierva Peñafiel el 18 de abril de 1912 por el que la Diput
Relación 1:
Nombre(s) / Identificadores de instituciones, personas o familias relacionadas:
Naturaleza de la relación:
Antecesora en sus funciones
Relación 2:
Nombre(s) / Identificadores de instituciones, personas o familias relacionadas:
Naturaleza de la relación:
Sucesora en sus funciones
Imágenes no disponibles
Consejería de Turismo y Cultura 2019
Región de Murcia
Archivo General de la Región de Murcia
Uso y Privacidad