Archivo General Región de Murcia

Detalle de descriptor (Onomástico / Entidad / Materia)

Nombre de Entidad Autorizado:
Orden de Predicadores de la Provincia de Andalucía (1514)
Fecha de fundación:
1514
Otras formas del nombre:
Orden de Predicadores de la Provincia Bética
Historia:
A petición del Capítulo Provincial de la Provincia de España, celebrado en Córdoba el 23 de Octubre de 1513, el Papa León X erigió por el Breve «Exposuisti Nobis» (Roma, 10-10-1514) la Provincia de Andalucía. En el Breve enviado al Maestro General Fr. Tomás de Vio Cayetano, la Provincia comprendía: "las Andalucías, el Reino de Murcia, la Mancha, la mitad de Extremadura, Canarias, Orán y las vastas regiones de Indias". En el «Descriptione Provinciarum» se le asignan, al constituirse la Provincia, 32 conventos, 3 de los cuales, San Pablo de Córdoba, San Pablo de Sevilla y Santa Cruz la Real de Granada, eran ya Estudios Generales. A comienzos del siglo XIX, debido a la nueva situación política, algunos conventos son suprimidos y otros desaparecen como tales. En 1835 tiene lugar la Desamortización y consiguiente exclaustración de las órdenes religiosas. Por un tiempo, los exclaustrados se organizan bajo la dirección de los Comisarios Apostólicos. Ellos prepararon la vuelta de los frailes a la Provincia. Más de cincuenta años duraría esa extraña situación de desorganización. La Provincia de Andalucía se restaura canónica y civilmente el 15 de diciembre de 1897. Además del mencionado territorio, también se le asignó Cuba, parte de México y Venezuela.La restauración de la Provincia tuvo lugar en Zafra (Badajoz), siendo el primer Prior Provincial Fr. Paulino Álvarez, que pronto marchó a Cuba. La Provincia tenía en el momento de la restauración (1897) 60 frailes y apenas 3 conventos: Jerez de la Frontera, Cádiz y Cuevas de Vera en Almería, y una casa en Puebla de los Ángeles (México). Poco a poco la restaurada Provincia se va estableciendo, asi Almería (1899); Cuba (1899) con la presencia de La Habana que se convirtió en foco de evangelización para toda la isla; Scala Coeli de Córdoba (1901); San Agustín de Córdoba (1903); Almagro en Ciudad Real (1903) que se convertiría en Casa Provincial y de Formación, y de alguna manera en el centro de la Provincia; y San Jacinto de Sevilla (1909) son presencias importantes. La Orden de Predicadores, conocida también como orden dominicana y sus miembros como dominicos, es una orden mendicante de la Iglesia católica fundada por Domingo de Guzmán en Toulouse durante la Cruzada albigense, y confirmada por el Papa Honorio III el 22 de diciembre de 1216. Las siglas que utiliza es OP El lema de la Orden es: laudare, benedicere, praedicare.
Imágenes no disponibles
Consejería de Educación y Cultura 2019
Región de Murcia
Archivo General de la Región de Murcia
Uso y Privacidad